Argentina: ¿Qué pasará con la inflación en el 2017?

Argentina: ¿Qué pasará con la inflación en el 2017?

113
0
SHARE

Argentina aún continúa su lucha para bajar la inflación, que finalizará el año en torno al 42% anual. El corriente año es complicado en este sentido ya que el sinceramiento de tarifas ha dado fuertes golpes en los precios. También se han observado algunos aumentos en las prepagas que complicaron la tarea del Banco Central de reducir el nivel de precios. Sin embargo, posiblemente se observe un fuerte descenso de la inflación en el año entrante. El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, se puso como meta que la inflación cerrará el próximo año en un rango de 12 / 17%. Si bien el objetivo es ambicioso, no es imposible.

En primer lugar, el gobierno liderado por Mauricio Macri debería aclarar qué tipo de inflación anual se está refiriendo. No es lo mismo una inflación anual promedio a una inflación anual punta. En el primer caso, se realiza un promedio anual de la inflación observada durante los 12 meses del año, mientras que en la inflación punta, mide la inflación mes contra mes. Por ejemplo, para medir la inflación anual punta en diciembre 2017, se debe comparar el índice de inflación de ese mes con respecto a diciembre 2016. En este caso, a diferencia del primero, no se utiliza una inflación promedio.

Este punto es importante aclararlo, ya que las metas inflacionarias que dio a conocer el Banco Central sólo podrán cumplirse si se tiene en cuenta la inflación anual punta (diciembre 2017 vs diciembre 2016). Por el contrario, si la entidad comandada por Sturzenegger va a ser evaluada en base a la inflación anual promedio, es muy difícil que pueda cumplir su meta. Esto ocurre ya que en un proceso desinflacionario, la inflación promedio siempre es mayor a la punta porque la inflación se va reduciendo.

¿Qué debería suceder para que la meta del Banco Central se cumpla? Para que la inflación anual punta de diciembre 2017 se encuentre por debajo del 17%, el próximo año debería comenzar con inflaciones mensuales que no superen el 1,5%. Tanto agosto como septiembre de este año se ubicaron debajo de ese rango. Lamentablemente, en octubre no sucederá lo mismo porque habrá nuevamente incremento de tarifas (gas) y un aumento del 9% en las prepagas. No obstante, si noviembre y diciembre converge a inflaciones mensuales en torno al 1,5%, es factible iniciar el próximo año con esos niveles de inflación mensual. En segunda instancia, si el banco central logra ir reduciendo levemente la inflación mensual para que a finales de año (octubre-diciembre) se ubique en torno al 1%, entonces la meta de inflación del 17% es factible. Esto sólo sucederá siempre y cuando la inflación tenga un techo de 1,5% y vaya reduciéndose levemente hasta el 1% hacia finales de año.

Para terminar, es necesario mencionar qué si bien la política monetaria pareciera ir por el camino correcto, no servirá de mucho si no va acompañado de una estrategia para reducir el déficit fiscal. De lo contrario, las necesidades de financiamiento podrían volver con eventuales presiones al Banco Central.

Ivan Cachanosky

Twitter: @ivancachanosky

columnista

Las opiniones expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de la Comunidad El Tributo, la de sus directores u otros miembros.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY