Conocer al socialismo

Conocer al socialismo

349
0
SHARE

Es bastante conocido el episodio en el cual el economista estadounidense Milton Friedman, al confrontar a una de sus numerosas audiencias disidentes, se le pregunta cómo él podía exponer soluciones al problema de la pobreza si nunca había sido pobre. Ante este planteamiento, Friedman hábilmente replica que si para curar el cáncer era necesario elegir a un médico que hubiese sufrido la enfermedad para tener la certeza de que se curaría al paciente.

La anécdota viene a colación en relación con el padecimiento de los socialismos reales en países latinoamericanos. Nuestra premisa es simple: ¿Es necesario padecer un sistema socialista para entender el daño y la destrucción que su implantación ocasiona a las sociedades?

Desde nuestra experiencia, creemos que una cosa es que nos cuenten los sufrimientos y otra padecerlos. No importa cuánto se les diga a los chilenos que si bien su sistema tiene muchas cosas por mejorar, no deben caer en la tentación de brindarle más poder al gobierno y a la planificación centralizada, porque volverán al estado de miseria que décadas atrás vivieron sus antepasados.

Es probable que millones de chilenos no reparen en la cantidad de lujos que tienen. No hace muchos años atrás cuando vivía en Caracas me quejaba de gratis. Estaba consciente de que el estatismo, la burocracia, los privilegios de gente cercana al gobierno y el abuso de poder eran males terribles que terminarían por destruir a mi país. Sin embargo, había un minimun vital que me permitía llevar una vida cuando menos decorosa. Hoy con tristeza debo reconocer que veo como un lujo cosas tan simples como una conexión a Internet o poder comprar un chocolate.

Tal y como lo plantea el historiador Joel Mokyr, los cambios económicos en todos los períodos dependen, sobre todo, en las creencias de las personas. Quiero a Chile con el mismo cariño de mi Venezuela natal, y tal vez sea precisamente por ello que no deseo que se repita en la tierra austral la desgracia que hoy día sufre la nación caribeña. Tal vez por haber padecido el cáncer del socialismo es que no quiero que otras personas tengan que pasar por la misma experiencia de millones de venezolanos. Por el contrario, espero que la historia y la batalla por la lucha de las ideas sean instrumento suficiente para que imperen los preceptos de una sociedad libre y exenta de violencia, conflicto y, sobre todo, de afrentas a la dignidad humana.

Andres Guevara

Twitter: @AndresFGuevaraB

9

Las opiniones expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de la Comunidad El Tributo, la de sus directores u otros miembros.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY